Dos semanas menos, dos vecinos menos

10.03.2010

Late Goodbye | Proama

En las últimas dos semanas se han marchado dos vecinos, la pija de la casa de la esquina que está frente a los contenedores soterrados, y el agricultor de hachís que vivía atrás. No me importa admitir que nunca crucé con ellos más de cuatro palabras, que desconocía sus nombres y que no me ha dolido ver cómo desaparecían del paisaje habitual de la calle. A fin de cuentas, la pija y su familia fueron siempre mis sospechosos principales en el asunto del indeseable que me robaba el ancho de banda por el wifi, y en cuanto al agricultor aficionado y su mujer, él era un borde maleducado (igual que yo, pero fumador) con el que tuve un par de encontronazos últimamente debido a nuestros perros ( a él le molestaba el nuestro, a mí me molestaba que le molestase el nuestro y no los suyos, que tenía cuatro pequeñas y ruidosas bolas de pelo).

La verdad es que no me sorprende que se hayan marchado, y el que lo hagan los ha elevado a la categoría de personas por las que siento algo de respeto, porque hay que ser muy idiota para elegir este pueblo de mierda, Sanlúcar la Mayor, en Sevilla, España, para vivir a menos que no tengas más remedio que hacerlo.

Por cierto, esta es una lista de cosas que se pueden hacer en este pueblo de mierda cuando llueve:

No ha sido un error o un olvido, he dejado la lista en blanco a propósito.


El pasado lunes tuve un poquito de suerte

25.02.2010

Lady Luck | xxPaperflowersxx

El lunes tuve un pequeño golpe de fortuna. Pocas personas llamarían a lo que me ocurrió un golpe de fortuna, pero mi vida es últimamente tan triste y patética que me siento feliz si un día no me cae sobre la cabeza, metafóricamente hablando, una maceta.

Estuve en la biblioteca de Sanlúcar y me encontré casualmente con un libro del periodista y escritor catalán Arcadi Espada. No dudé un minuto en hacerlo mío, y diez minutos más tarde empezaba a leerlo sentado en las gradas del pabellón cubierto del polideportivo de Sanlúcar, mientras esperaba que la niña saliera de las clases de gimnasia rítmica y miraba a un equipo juvenil femenino de voleibol entrenarse duro y sonreía cada vez que me fijaba casualmente en la jugadora que al niño le gusta, caracterizada por un enorme y desproporcionado trasero. Tiene ocho años y ya es un hombre de culos, no me parece mal que empiece a tener claro las cosas que le gustan aún a tan temprana edad.

El libro de Espada se llama Periodismo práctico, fue publicado en 2008 poco después de la segunda victoria de ZP en unas elecciones generales, y a modo de catecismo, le da un buen repaso lleno de lógica, sentido, honestidad y ejemplos a lo que es el periodismo actual en España y parte del extranjero, proponiendo de paso una deontología casi imposible pero muy deseable en los tiempos que corren.

Empecé a leer sobre las cinco y media, y a las nueve y media ya había terminado sus doscientas páginas y había planeado leerlo de nuevo y reflexionar sobre su contenido, en los próximos días.

Esa misma madrugada empezaron mis recientísimos problemas de salud, que me han incapacitado para cualquier cosa hasta esta mañana.


Fin de mes

16.02.2010

En nuestro humilde y levemente rural hogar en el que la electricidad desaparece durante unos minutos casi todos los días cuando llueve como estos últimos días, hemos alcanzado el estado de fin de mes esta mañana. La situación será harto notable no sólo para los que habitamos en este humilde y levemente rural hogar, sino para los iniciados en el espeluznante arte del espionaje vecinal, pues los siguientes indicios no escaparán a ningún ojo entrenado en el mismo:

  • Cambiamos la Coca-Cola por Cola Hacendado.
  • Las etiquetas de las latas de atún tienen nombres extraños y desconocidos que resultan difíciles de pronunciar correctamente a la primera.
  • El pan de molde para los desayunos de los niños en el colegio han pasado a ser historia hasta dentro de dos semanas.
  • Si las cápsulas de café de la Nespresso se terminan próximamente, y las existencias de las mismas hacen pensar que tal posibilidad es un probable, no serán sustituidas por unas nuevas.
  • El cerdo y la ternera, mi ternera, han sido sustituidos por pollo.
  • El gato y el perro, que anda un poco pachucho y no va a ir al veterinario hasta dentro de dos semanas, si es que para entonces sigue vivo, van a comer pienso de menor calidad y mucho menor precio a partir de, probablemente, el jueves.

Afortunadamente febrero es un mes corto y dentro de poco estaremos de nuevo a primeros de mes durante diez, tal vez quince días.


Desventajas de ir a la farmacia

12.02.2010

He tenido que salir fuera para ir a la farmacia. No he estado más de diez minutos al aire libre, y he acabado con mis orejas rojas y la nariz helada. Hace un frío, o una sensación térmica, glacial.

Mientras esperaba mis recetas, que han tardado un poco más de lo debido por problemas con un lector de tarjetas, no he podido evitar escuchar a una señora mayor, de unos sesenta años, que entró en la farmacia con una bolsa de basura lleno de medicamentos que ya no necesitaba. Al parecer, su madre murió el pasado martes, con 93 años de edad, de un modo repentino, pues aunque estaba muy enferma y había perdido la cabeza, nadie esperaba un desenlace fatal. Al parecer era conocida de algunas de las farmaceuticas que había allí, y les contó, minuto a minuto, cómo fue su agonía, para a continuación mantener un debate con otras señoras que esperaban su turno sobre lo que es una muerte dulce y no lo es.

Ha sido algo deprimente que me gustaría haberme ahorrado, la verdad. También me hubiera gustado ser atendido por la farmaceutica guapa de las pecas, pero estaba con otro cliente cuando llegué. No estaba hoy muy guapa, por cierto, y se quejaba del frío de mil demonios que hace a sus compañeras.