Antes de empezar a escribir

22.02.2010

My Own Prison | Aimelle

El incesto, piedra angular de mi proyecto de novela en la medida de que tanto su protagonista como su antagonista serán, probablemente, pedófilos y, en un caso, incestuoso, no es algo de lo que haya que hablar, discutir o informar a la ligera.

Esta mañana he tenido noticia oyendo la radio de un caso en Sevilla donde varios padres intercambiaban a sus hijas para mantener con ellas relaciones sexuales. Estos son algunos enlaces a distintos medios que han tratado la noticia:

Un juez imputa a los padres de tres menores por intercambiárselas para abusar de ellas

Acusan a dos sevillanos de intercambiar a sus hijas de 6 y 7 años para violarlas

Un juez investiga un caso de abusos sexuales de dos padres a sus hijas

Acusados dos padres de intercambiar a sus hijas para abusar de ellas

El fiscal imputa agresión sexual continua a los padres que abusaron de sus hijas

Piden castigos duros para los padres que abusaron de sus hijas

Historias como estas, a primera vista increíbles y difíciles de creer, ocurren todos los días. El problema de fabular con ellas radica, principalmente, en encontrar el tono adecuado, y eso es algo que no he conseguido aún y en lo que en las distintas encarnaciones de mi proyecto de novela, que va por su tercera edición, siempre me ha hecho replanteármelo todo de nuevo desde casi cero.

Anuncios

Contra una teoría de mi novela

22.02.2010

This Novel | Dashka Vesnyshka

A medida que vaya avanzando en mi proyecto es posible que termine erigiendo algún tipo de teoría sobre qué es una novela. Eso sería muy propio de mí.

Una de las peores preguntas que puede hacerse un escritor aficionado es qué demonios es una novela. En serio, porque cuando piensas en ello un poco, y profundizas algo y no te conformas con aquello de una narración escrita de cierta extensión que se caracteriza por no sé cuántas cosas, en seguida ves que hay algo que no cuadra en todos los conocimientos empíricos que has ido acumulando durante tus años de lector. El empirismo está muy bien, desde luego, pero no sirve de mucho si sólo te quedas en acumular datos, o si los datos que utilizas para formarte tus opiniones son incompletos o sencillamente falsos.

La futura vigesimotercera edición del diccionario de la Real Academia, según puede consultarse en su página web, ofrece esta entrada en el término novela:

novela.

(Del it. novella, noticia, relato novelesco).

1. f. Obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o lances interesantes, de caracteres, de pasiones y de costumbres.

2. f. Hechos interesantes de la vida real que parecen ficción.

3. f. Ficción o mentira en cualquier materia.

4. f. Der. Cada una de las leyes nuevas o constituciones imperiales que dieron Teodosio II y sus inmediatos sucesores después de la publicación del Código teodosiano, Justiniano después de sus compilaciones legales, y los demás emperadores bizantinos posteriores al derecho justinianeo.

ORTOGR. Escr. con may. inicial.

~ bizantina.

1. f. Género novelesco, de aventuras, que se desarrolló en España principalmente en los siglos XVI y XVII, a imitación de autores helenísticos.

~ de caballerías.

1. f. libro de caballerías.

~ gótica.

1. f. Variedad de relato de misterio, fantasía y terror que aparece a finales del siglo XVIII.

~ histórica.

1. f. La que desarrolla su acción en épocas pasadas, con personajes reales o ficticios.

~ morisca.

1. f. Relato cultivado en la España del Siglo de Oro, que idealiza las relaciones entre moros y cristianos.

~ pastoril.

1. f. La que narraba, en el Siglo de Oro, las aventuras y desventuras amorosas de pastores idealizados.

~ picaresca.

1. f. La que, normalmente en primera persona, relataba las peripecias poco honorables de un pícaro. Se cultivó durante los siglos XVI y XVII.

~ por entregas.

1. f. novela de larga extensión que, en el siglo XIX y buena parte del XX, se distribuía en fascículos periódicos a los suscriptores. Desarrollaba, en general, peripecias melodramáticas de personajes contemporáneos, y frecuentemente carecía de calidad literaria.

~ rosa.

1. f. Variedad de relato novelesco, cultivado en época moderna, con personajes y ambientes muy convencionales, en el cual se narran las vicisitudes de dos enamorados, cuyo amor triunfa frente a la adversidad.

~ sentimental.

1. f. Tipo de novela cultivado en España durante los siglos XV y XVI. Narraba una historia amorosa, a veces con personajes y lugares simbólicos, y ofrecía un fino análisis de los sentimientos de los amantes, cuyo destino solía ser trágico.

La siempre sobrevalorada Wikipedia ofrece, en su versión española, algo bastante patético y triste que debería avergonzar a quienes escribieron la entrada, así que recomiendo la versión en inglés, más completa y esclarecedora y aún insuficiente para quien pretende escarbar un poco en teorías noveleras.

¿Estoy lo suficientemente interesado como para buscar ensayos específicos sobre el te-ma, con información hecha por especialistas para especialistas? No, claro que no.

Una novela es una narración más o menos larga, en ella se cuentan acontecimientos ficticios, y todo lo hacer mediante palabras escritas en alguna parte. No necesito saber más.


Tengo ganas de escribir

28.01.2010

Tengo ganas de escribir, pero no lo estoy haciendo porque no sé qué quiero escribir. Tenía una buena idea para una novela negra, había escrito unos seis capítulos, casi llegado a la mitad de la historia que pretendía contar, y tenía muy claro qué iba a suceder y cómo lo iba a contar en lo que me quedaba, pero entonces leí esa novela, Los hombres que no amaban a las mujeres, y comprobé que no me gustaba el modo en que estaba escrita y me di cuenta de que lo que tenía yo escrito en mi proyecto no era mucho mejor.

No sé cuándo perdí el norte con mi proyecto de novela, pero mi reacción fue borrar todo lo que había escrito en mi ordenador, hacer lo mismo con las referencias al proyecto en esta bitácora, y quedarme únicamente con la documentación que había acumulado para algunos aspectos de la historia y de los personajes.

Supongo que en algún momento retomaré mi proyecto de novela y que no lo abandonaré porque entonces se convertiría con facilidad en un fantasma que me perseguirá cada vez que encienda el ordenador para escribir cualquier cosa si finalmente no lo conduzco hasta el final, pero no en los próximos días.